La fuente de ahorro nº1 en la construcción

Contenido del artículo

"La fuente de ahorro nº1 en la construcción"

Como te prometí al iniciar el blog, uno de los temas a tratar iba a ser dónde ahorrar en la construcción (y dónde no) así que allá vamos!

Hoy vengo a contarte tu arma principal, y lo que supondrá el mayor ahorro en estadios más avanzados del proceso de construcción, suponiendo que, de momento, solamente cuentes con una bonita idea, algo de dinero ahorrado y toneladas de ilusión.

Pues bien, el elemento que más dinero te va a hacer ahorrar, tanto a la hora de construir como de hacer una reforma ligeramente importante será: EL PROYECTO

Tener un buen proyecto significará tener ordenadas todas las piezas del enorme puzzle que compone tu casa y… ojo, porque serán unas cuantas centenas.

Imagínalo como un gran mapa que guiará al constructor desde los cimientos de tu vivienda hasta el tejado sin dejar ni un solo detalle al azar, sin dar a lugar a malentendidos, sin subjetividad y, en definitiva, dejando todo el proceso sumamente claro y por escrito.

Y aún no te he contado lo mejor.

Un proyecto completo se compone de 4 partes que deberán estar en perfecta concordancia y comunión unas con las otras. Vamos a verlas por encima:

1.- MEMORIAS DESCRIPTIVA Y CONSTRUCTIVA

Serán los textos que definan al detalle tu vivienda, las normativa que aplica en tu zona, la geometría y superficies, el sistema estructural que la compondrá, qué materiales se usarán, de qué están hechas las paredes, el suelo, los techos… además, debe demostrar que se cumple a rajatabla el código técnico de la edificación o CTE.

2.- PLANOS

Los planos definen visualmente el proyecto, por sí solos, son un arma casi autosuficiente para la construcción, pues deben contener toda la información necesaria y detalles constructivos para ejecutar la obra.

3.- PLIEGO DE CONDICIONES

Este documento, a pesar de ser un gran olvidado y al que se le presta poca atención, es importantísimo. Regula infinidad de parámetros como los económicos o legislativos, pero también define al detalle las calidades que deben cumplir los materiales, como transportarlos y almacenarlos y, lo más importante, cómo se deben construir las diferentes unidades de obra. En definitiva, un manual de instrucciones enorme que, lamentablemente, debido a su extensión y al tan típico “esto lo he hecho yo mil veces”, se consulta muy pero que muy poquito.

4.- MEDICIONES Y PRESUPUESTO.

La guinda del pastel, vale la pena contratar a un buen proyectista nada más que por esta parte. Las mediciones son el documento que reúne y computa todas las unidades de obra y cantidad de las mismas que hay en tu proyecto. Esto es, te dice la cantidad de materiales que harán falta comprar y, por tanto, ordenará tu economía y tu financiación pues tendrá en cuenta cada rincón del proyecto, cada m2 de suelo, cada tabique, cada revestimiento, cada punto de luz, cada m3 de hormigón y, en definitiva, la totalidad de las piezas del puzzle de las que te hablaba al principio. ¿Se te ocurre alguna otra herramienta que te pueda evitar mejor los malentendidos, la repetición de tareas, los problemas… es decir, las fugas de tiempo y dinero?

A mi no.

Será con estas mediciones de tu proyecto con las que podrás pedir precio a distintos constructores y que todos te presupuesten lo mismo ya que todos estarán comparando las mismas cantidades.

En cualquier caso, no te olvides del proyecto, puesto que al constructor le hace falta un documento completo para presupuestar la obra. Y, si no hay un despliegue casi perfecto de información…

¿Cómo demonios quieres que no haya malentendidos más tarde en algo tan complejo como una obra?

Para terminar, déjame decirte que un proyecto nunca será perfecto. Es inevitable, siempre se olvidan cosas, el quid de la cuestión está en acercarse lo más posible a lo que será la realidad y profundizar en cada detalle y, amigo, esto sólo se consigue con ilusión y ganas de trabajar en tu proyecto por parte del arquitecto.

Recuerda, el proyecto siempre será la mayor fuente de ahorro (o de pérdidas) en la construcción de tu casa.

SI QUIERES CONOCERNOS Y VER SI PODEMOS ENCAJAR CONTIGO Y CON EL PROYECTO QUE TIENES EN MENTE, SIMPLEMENTE TIENES QUE CONTACTARNOS AQUÍ MISMO:

Sin ningún compromiso, charlamos sobre tu idea y vemos cómo podemos ayudarte a hacerla realidad.

Ya no necesitas seguir buscando un arquitecto en Sagunto. Con nosotros estás en buenas manos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario